gototopgototop
Tools

Con vosotros esta

19 Septiembre
Valoración
(0 votos)

Encuentro de familias. Primer anuncio.

El 19 de septiembre pasado, celebramos un encuentro con las familias que participamos en las Convivencias Familiares de 2014 y 2015.

Hace varios años que nos planteamos la posibilidad de acompañar a estas familias que participan en las Convivencias Familiares de final de cada curso y que no participan de ningún grupo de adultos o comunidad promovida por la Asociación.  Este año, ante nuestra sorpresa, se hicieron presentes en la Convivencia de junio un grupo de familias que se integraron muy bien y a quienes les vino muy bien el lema de este año: “Acércate a la luz y brilla para el mundo”.

Desde ahí nos planteamos que había llegado el momento de hacer algo, sobre todo teniendo presente la experiencia de primer anuncio que nos presentó en Navidad el sacerdote uruguayo Guillermo Buzzo, Effetá 60 (reuniones periódicas, de una hora de duración, para despertar la fe). Propusimos un día de encuentro en el campo, con piscina, paella y un dinámica parecida a la de las Convivencias Familiares, para recordar lo vivido en los años 2014 y 2015 y presentarles el proyecto Effetá 60.

Nos sorprendió la buena acogida de la iniciativa y la asistencia a este encuentro festivo. Por la mañana, oramos con el Evangelio del día (“La parábola del sembrador”), porque de eso se trataba, de sembrar y dejar “a Dios que sea Dios”. Asistieron cuatro familias de Lucena y dos de Córdoba, acompañados por miembros de la Comunidad de Santiago de Lucena.

Pasamos un día estupendo, en un ambiente de alegría y diálogo y, después de la sobremesa, hicimos una pequeña presentación de imágenes y recuerdos de los años 2014 y 2015, donde cada uno fue expresando sentimientos y aquello que más le llamó la atención, contestando una serie de preguntas que aparecían al final de la presentación.

Una vez terminada la dinámica, invitamos a quien quisiera participar en la primera reunión de Effetá 60, desde la máxima libertad y respeto. Y ocurrió uno de esos detalles del Señor que nos dejan perplejos: pedimos que, si alguien estaba interesado en el proyecto, llamase por teléfono cualquier día; en ese momento sonó un móvil varias veces, sin saber que estaba llamando una de las personas que estaban allí. Al terminar, esta persona ya estaba hablando con otras para concertar una primera reunión.

Quince días después, celebramos esa primera reunión con dos matrimonios de los que estuvieron en la Convivencia Familiar de 2015 y otras personas más.

Después de ese primer encuentro, les hemos dejado la iniciativa de volver a encontrarnos, para saber que “siguen buscando”. Un nuevo estilo de proponer la búsqueda de la fe. Ya hemos plantado y ellos y Dios saben de la disponibilidad para acompañarles desde la Comunidad de Santiago. Es una experiencia sin agobio, sin prisa por ver crecer la semilla, pero nos consta que aquella reunión primera les llenó y hemos vuelto a reunirnos.

Esta experiencia seguirá dando frutos, estamos seguros, porque tiene todos los ingredientes de la “Parábola del sembrador”. 

Last modified on Domingo, 12 de Febrero de 2017 18:21