gototopgototop
Tools

Con vosotros esta

Concilio Vaticano II

Lunes, 16 de Noviembre de 2015 00:00

Pacto de las Catacumbas (50 Aniversario)

En el marco de la celebración de los 50 años de la clausura del Concilio Vaticano II, no podemos olvidar que, el pasado lunes, 16 de noviembre, se cumplieron 50 años del Pacto de las Catacumbas, en el que 42 obispos, que estaban participando del Concilio, se comprometieron con una Iglesia servidora y pobre.

El Pacto se explicitó en una celebración en las Catacumbas de Santa Domitila, en la basílica de los mártires Nereo y Aquiles. En fechas posteriores, cerca de 500 obispos se comprometieron, con su firma, a vivirlo.

La iniciativa fue fruto de un compromiso personal de un grupo de obispos que deseaban, como ahora el papa Francisco, “una Iglesia pobre y para los pobres”. En la última sesión conciliar quisieron realizar un gesto, discreto y respetuoso, uniéndose en la celebración de las Catacumbas, para la firma del Pacto, posibilidad que, posteriormente, ofrecieron a todos los demás obispos.

Entre los obispos firmantes aquel día, estuvo el español Monseñor Rafael González Moralejo, obispo auxiliar de Valencia de 1958 a 1969 y posteriormente obispo de Huelva, entre 1969 y 1993.

Un Pacto, que podemos releer en otro epígrafe de esta misma entrada, de plena actualidad y en total sintonía con las reformas emprendidas por el papa Francisco. Entonces como ahora, necesitamos, como pidieron aquellos padres conciliares firmantes, “que Dios nos ayude a ser fieles”.

Domingo, 19 de Abril de 2015 17:05

Jubileo Extraordinario de la Misericordia

El Papa Francisco ha convocado, a partir del 8 de diciembre de 2015, el Jubileo Extraordinario de la Misericordia y lo ha hecho con la bula Misericordiae Vultus (El rostro de la misericordia).

La fecha de inicio no ha sido escogida al azar, lo explica el propio Francisco en el documento de convocatoria:”He escogido la fecha del 8 de diciembre por su gran significado en la historia reciente de la Iglesia. En efecto, abriré la Puerta Santa en el quincuagésimo aniversario de la conclusión del Concilio Ecuménico Vaticano II. La Iglesia siente la necesidad de mantener vivo este evento. Para ella se iniciaba un nuevo periodo de su historia.” (n. 4)

Ofrecemos el documento por el que se convoca este Jubileo Extraordinario. 

Misericordiae Vultus

Sábado, 24 de Mayo de 2014 15:21

Testamento de Juan XXIII

El 27 de abril de 2014, Domingo de la Divina Misericordia, el Papa Francisco declaraba santos a Juan XXIII y Juan Pablo II.

En estos años de conmemoraciones conciliares –el próximo año celebraremos el L Aniversario de su clausura- la figura del Papa Juan XXIII está de permanente actualidad.

Por su interés y como medio de acercarnos más a su figura, publicamos su testamento espiritual. 

Testamento de Juan XXIII

Miércoles, 31 de Octubre de 2012 21:54

Concilio Vaticano II y catequesis

Conferencia ofrecida por Antonio Alcedo, sacerdote de la Diócesis de Cádiz y miembro de la Asociación Española de Catequetas, a los Grupos y Comunidades “Con Vosotros Está” en la Residencia Betania de Jesús Nazareno (Córdoba), con motivo de la Convivencia Aniversario, el 28 de octubre de 2012, en el 50 Aniversario de la Apertura del Concilio Vaticano II.                                                                                                  

 Ver documento

 Ver presentación

Viernes, 12 de Octubre de 2012 15:55

Discurso de la Luna

papajuanHace ya 50 años, el 11 de octubre de 1962, se inauguró el Concilio Vaticano II. Aquel día, por la noche, más de cien mil personas se congregaron espontáneamente en la Plaza de San Pedro, portando velas y antorchas. La Iglesia, Pueblo de Dios, se hacía presente aquel memorable día, junto al Pastor. 

Loris Capovilla, secretario personal de Juan XXIII, invitó al Papa a contemplar aquella celebración espontánea. El Papa Bueno se asomó y quedó emocionado, hasta el punto de decir a su secretario: "Abre la ventana, daré la bendición, pero no hablaré". 

La Plaza de San Pedro estaba apagada, porque no había prevista ninguna celebración, pero un gran murmullo y las luces de las antorchas, que se levantaron al aparecer el Santo Padre, anunciaban la presencia de una numerosa multitud. 

Entonces, Juan XXIII, animado por la presencia del Pueblo de Dios y a la luz de la luna llena, improvisó el famoso Discurso de la Luna, que puso el broche de oro a aquel histórico día.

Ver documento

Jueves, 15 de Marzo de 2012 21:57

El pacto de las catacumbas

catacumbas de santa domitila.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El 16 de noviembre de 1965, días antes de la clausura del Concilio Vaticano II, cerca de 40 padres conciliares celebraron la Eucaristía en las catacumbas de Santa Domitila. Pidieron “ser fieles al espíritu de Jesús”, y al terminar la celebración firmaron lo que llamaron “El pacto de las catacumbas”.

Entre los firmantes, Giacomo Lercaro (Cardenal Arzobispo de Bolonia, Italia), Charles-Marie Himmer (Obispo de Tournai, Bélgica) y varios obispos latinoamericanos encabezados por Hélder Câmara (Arzobispo de Olinda y Recife, Brasil).

Lo recoge el franciscano Boaventura Kloppenburg -obispo de la diócesis brasileña de Novo Hamburgo desde 1986-, en su obra Concílio Vaticano II. Vol. V, Quarta Sessão. Petrópolis: Vozes, 1966, 526-528. 


Ver documento 

Viernes, 09 de Marzo de 2012 16:21

Concilio Vaticano II

  • El próximo 11 de octubre se cumplen 50 años de la apertura del Concilio Ecuménico Vaticano II. Fue anunciado por primera vez por Juan XXIII "como la menuda semilla que echamos en tierra con ánimo y mano trémula. Sostenidos por la ayuda del cielo" (Basílica de San Pablo Extramuros, 25 de enero de 1959). 
  • Un acontecimiento para celebrar la inspirada intuición del Papa Bueno: "La obra del nuevo Concilio Ecuménico tiende toda ella verdaderamente a hacer brillar en el semblante de la Iglesia de Jesús los rasgos más sencillos y puros de su nacimiento y a presentarla, tal y como su Divino Fundador la hizo: sin mancha y sin arruga” (Homilía después de la Misa Eslavo-Bizantina, 13 de noviembre de 1960).
  • Estamos convencidos que promover el espíritu renovador del Concilio, conocer sus documentos, profundizar y redescubrir sus grandes intuiciones y promover sus propuestas, es el mejor servicio que podemos prestar a la Iglesia en el momento actual. Será nuestra manera de celebrar este gran acontecimiento eclesial.